jueves, octubre 26, 2006

Del formato de la Copa

La verdad es que esto casi podría dar para un artículo de El fútbol del futuro, pero como habrá uno dedicado íntegramente al calendario dejaremos éste en un pequeño especial Copa del Rey.
Es evidente que el formato actual de la Copa no funciona. No tiene sentido involucrar a equipos de Segunda y Segunda B si llegada la hora de jugar contra un Primera se juega a doble partido y con la vuelta en campo del mejor equipo. No tiene sentido que el campeón juegue la UEFA: o juega la Champions (que, al fin y al cabo, para eso es un campeón) o se recupera la Recopa o una competición similar.
Tal y como yo lo veo, hay un par de soluciones posibles: la primera sería hacer toda la competición de Copa a partido único, en el campo del equipo de menor categoría o, si ambos son de la misma, en uno de los dos campos elegido por sorteo. Esto recuperaría la emoción en las eliminatorias, aunque la verdad es que cuesta imaginarse una semifinal de Copa en un campo con capacidad para 37 espectadores. La segunda (y, personalmente, mi favorita) sería la siguiente:
Realizar durante todo el año eliminatorias entre los equipos de categorías inferiores hasta que sólo queden N*. Llegado el mes de junio o así, una vez acabada la Liga, se juntan los veinte equipos de primera con los N anteriores** en una ciudad grande y se juega la Copa del Rey como la de baloncesto o el Mundial: del tirón. ¿Ventajas? Que los equipos se la tomarían mucho más en serio, que el calendario no estaría lleno de partidos en miércoles, que sería un bonito espectáculo, ... Y luego, el campeón a la Champions. Así que se la tomarían en serio.

* Este N podría ser, por ejemplo, 12. Puede parecer un número estúpido pero luego resulta tener bastante coherencia.
** Lo cual daría 32, y no, no es casualidad.