lunes, octubre 23, 2006

Real Madrid 2 - Barcelona 0

Se confirmaron las tendencias que se habían venido mostrando en los últimos partidos y el Real Madrid venció anoche al Barcelona por 2-0 en un partido muy serio, que se le puso de cara nada más empezar con un espléndido cabezazo de Raúl a centro de Sergio Ramos.
Capello demostró que, al menos de momento, tiene razón y el toque-toque-toque es historia. El Barcelona, que dominó durante la segunda mitad del primer tiempo, no llevó apenas peligro en ninguna de sus jugadas. La excepción fue Messi, que fue el mejor de los suyos y el único que se atrevía a encarar a los defensas madridistas, pero todas sus internadas terminaban diluyéndose, bien por no encontrar rematador, bien porque él mismo se perdía entre tanto regate. Pero incluso entre el dominio del Barcelona Raúl mandó un balón al larguero que bien podría haber sido el 2-0.
La segunda parte empezó poco más o menos igual que la primera: un genial pase de Guti dio lugar a una cabalgada de Robinho por la banda derecha que remató a gol Ruud Van Nistelrooy aprovechando la salida a por uvas de Víctor Valdés. Pero entonces, al contrario que en la primera parte, el Barcelona bajó los brazos y se dejó dominar completamente por el Real Madrid durante el resto del partido. El propio Van Nistelrooy estuvo a punto de marcar otro gol de vaselina pero, al igual que el tiro de Raúl en el primer tiempo, el balón acabó en el larguero.
Ronaldinho hizo, como ya viene siendo habitual, un partido lamentable y el Barcelona en general jugó un partido bastante malo mostrando un nivel físico muy bajo y escasa capacidad goleadora, lo que acrecienta aún más si cabe las dudas sobre este equipo y sus posibilidades para esta temporada.