domingo, octubre 29, 2006

... lo de siempre

Me alegro de que al final el Real Madrid ganara ayer, desde luego no por su propuesta de juego, sino porque así nadie podrá entender este post como una pataleta.
Me dan auténtica vergüenza los árbitros de este país. Y me da aún más vergüenza que quien debería actuar o proponer soluciones, que viene siendo la Federación, no sólo no hace nada sino que además parece que premia a los más nefastos con finales de Copa o partidos importantes.
¿Que a qué viene todo esto? Sencillo, a los partidos de ayer de Real Madrid y Barcelona. En el Nástic - Real Madrid, Juan Díaz acumuló méritos para aproximadamente tres tarjetas amarillas, Makukula para al menos dos rojas (una especialmente sangrante, codazo en la cara a Cannavaro con el árbitro mirando y pasando del tema), y a Cannavaro podrían haberlo expulsado tranquilamente en el penalty. Y en el Barcelona - Recreativo... pues lo de siempre, a lo que ya nos tienen desgraciadamente acostumbrados, piscinazo tremendo de Gudjonssen y penalty, como no podía ser de otra manera.
Es increíble que nadie tome cartas en el asunto, que no se tomen en serio la introducción del vídeo, que no se profesionalice a los árbitros, que nadie quiera darse cuenta de que ahora mismo los títulos no los deciden los equipos, los deciden los arbitrajes. Es increíble que todo siga igual.